sábado, 5 de marzo de 2011

SALVEMOS EL PLANETA

Los alumno/as del CEIP San José de Calasanz dentro del Taller de creación de cuentos han escrito varios cuentos cuya temática está relacionada con salvar nuestra flora y fauna.
Algunos de ellos son:

EL LINCE TRISTE
Erase una vez un animal llamado lince que corría por el monte, asustado de tanto correr se cansó y se quedó dormido junto a un árbol. Al despertar estaba tapado con el abrigo de un niño, este le preguntó por qué estaba tan triste. El lince contestó que no tenía nada para comer porque los humanos echaban líquidos peligrosos a las plantas , cortaban árboles y cazaban animales y si todo seguía así, toda su familia se moriría.
El niño le prometió que le ayudaría, corrió a contarle el problema a su familia y a todo el mundo.
Con el tiempo todos ayudaron al lince.

David Álvarez


LA TIERRA ES MÁGICA

Había una vez un mundo contaminado con sustancias contaminantes que echaban los coches y estaban acabando con la atmósfera. El sol estaba acabando con las plantas y los animales. La lluvia inundaba los paises. Yo y mis amigos, Darío y Rocío tuvimos una idea, llamar a todos los niños para que les digan a sus padres que no cojan mucho el coche, que no corten muchos árboles, que reciclen papel, que reciclen cristal, aluminio, que no malgasten agua,... y nosotros los niños les pagaremos con abrazos y muchísimos besos. Mis papas y los papas de los niños de todo el mundo dijeron que sí. El mundo se puso muy contento y nos regaló a todos aire limpio, agua cristalina, árboles verdes y animalitos sanos.

Blanca Navarro

LA FLOR DE LA JARA

La flor de la jara es blanca y amarilla y el corazón de las personas brilla.
El romero desprende un olor que alegra tu corazón.
El lince es un animal bello y hermoso como el romero que es oloroso.
Vuela alto el águila real buscando su presa para poderse alimentar.

Lucia Padilla
LA ERMITA

Una mañana de primavera me fui a la Ermita. Me fijé mucho en las plantas , quew como era primavera las veia crecer. Y a los árboles les veia crecer las flores. Mi padre se inventó un juego, coger un sobre y meter una hoja de cada árbol, y quien cogía más hojas en el sobre se comía una bolsa de chuches y el que traía menos se ponía a regar las plantas ¡Qué divertido es jugar en el campo de la Ermita!.
Benjamín Corpodean

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada