martes, 11 de enero de 2011

Cuentos a partir de dos palabras

Los alumnos y alumnas de 2º A han redactado unos sencillos cuentos a partir de dos palabras elegidas libremente, aunque con una temática navideña. Esperamos que os gusten:

La noche de Navidad

Había una vez una niña llamada Cristina que vivía en una casa en el bosque. Un día que estaba paseando por el bosque se perdió y apareció un duende de la Navidad. Entonces le dijo: Cristina ¿vienes conmigo a darle a los niños sus regalos? Poco después llegó a la casa de Santa Claus. Al final regresó a casa .

Cristina Durán

Santa Claus conoce el pueblo

Había una vez un hombre que se llamaba Santa Claus que vivía en el Polo Norte. Un día que estaba en un pueblo que no conocía, se perdió porque había mucha gente, y apareció una mujer que conocía. Entonces le preguntó cómo se llamaba este pueblo. Poco después, le dijo la mujer cómo se llamaba. Al final, regresó a su pueblo y estuvo feliz.

Juan Antonio Villanueva

Santa Claus conoce a los niños y niñas

Había una vez Santa Claus que estaba comiendo. Vivía en el Polo Norte y era de noche y se acostó en la cama y se olvidó de traer los regalos. Un día que estaba los niños jugando en el recreo se había caído un niño y estaba llorando pero había mucho ruido que venía del cielo. Apareció Papa Noel y entonces todos estaban nerviosos y uno le preguntaba muchas cosas. Papa Noel le estaba dando los regalos. Entonces le dijeron: Muchísimas gracias Santa Claus. Dijo Santa Claus: De nada. Entonces fueron muy amigos, se conocieron, le dijeron que gracias entonces estaban feliz. Poco después se montaron las niñas y niños en su máquina y llegaron al pueblo Polo Norte. Comieron, era de noche, se acostaron. Al final, era el día de Navidad. Le dejó regalos y una carta que decía: Queridos niños y niñas, los regalos os los echo yo. Besos para todos.

Raquel Castaño

El niño nació en Noche vieja.

Había una vez una madre que iba a tener un niño que vivía en la Puebla de los Infantes. Un día que estaba la madre en el médico, el médico le sacó al niño. El padre pensó llamarlo Arthur. Y apareció una cuna que le hizo su padre. La cuna era de hierro con muchos muñequitos de color azul. Entonces su madre le cantó una nana para que se durmiera. Poco después era el cumpleaños de Arthur que cumplía un año. Arthur pensó que no iba a venir nadie. Al final fueron muchos niños y un payaso. Jugaron los niños con él y se lo pasaron muy bien.

Ernesto López




Los Reyes de camino al portal de Belén

Había una vez tres reyes magos que vivían en el desierto con sus camellos. Un día que estaban de camino al Portal de Belén se encontraron con el rey Cano y le pidió que si encontraran a Jesús que se lo dijera, pero apareció un ángel diciéndole que no le dijeran al rey nada. Entonces los Reyes Magos decidieron no decírselo. Poco después, se lo dijeron a San José y a María que se volvieron a su pueblo. Al final, los Reyes siguieron su camino y no le dijeron nada al rey Cano.

Elena Martínez


Santa Claus 2

Había una vez un hombre que estaba muy contento porque vivía en el Polo Sur y tenia una misión: que la Navidad no se estropeara . Un día que estaba muy ocupado cuidando del niño se estaba perdiendo la Navidad. Entonces Santa Claus hizo lo posible y casi pierde. Poco después, Santa Claus se subió en el trineo y lo hizo desaparecer. Al final Santa Claus salvó la Navidad.

Cristina Martínez Izquierdo

El niño pobre

Había una vez un niño que era muy pobre y vivía en una casa muy vieja. Un día que estaba muy aburrido y no tenía dinero para pasar la Navidad feliz, apareció Papa Noel con un gran regalo. Entonces el niño se puso a decir: Mamá, mamá, ha venido Papa Noel a traerme un regalo. Y con ese regalo, poco después, cuando lo abrió, pasó una Navidad muy feliz. Al final el niño puso el árbol de Navidad y el portalito y así se puso feliz.

Juan Sánchez

Papa Noel y los renos.

Había una vez Papa Noel que repartía regalos que vivía en el Polo Sur. Un día que estaba repartiendo regalos se le apareció la luna. Entonces se hizo de noche. Poco después se le aparecieron los reyes. Al final se hicieron amigos para siempre.

Elena Serrano

El pastor y el rebaño .

Había una vez un pastor que vivía en una casa del campo y tenia cabras. Un día que estaba paseando el rebaño se hizo de noche y se durmió en su casa y apareció un lobo y se comió una cabra. Después se levantó y contó las cabras. Entonces le faltaba una y se fue al bosque a buscar al lobo y lo encontró. Poco después cogió unas tijeras y le rajó la barriga al lobo y le sacó la cabra. Al final le cosió la barriga al lobo.

Raúl Bravo

El árbol y los niños

Había una vez un árbol de Navidad y llegó un niño que vivía en una cabaña en un bosque muy muy lejano. Un día que estaba en la cabaña solo, oyó un ruido, se despertó y fue a buscar a alguien para jugar, y aparecieron los Reyes Magos y le dejó muchos regalos en su árbol de Navidad. Entonces fue a jugar con otro niño. Poco después se aburrieron mucho y llegó Papa Noel. Al final se fueron todos a su casa .

Ainhoa López

La maga María y su esposo José

Había una vez una maga llamada María que tenía un esposo que vivía en el portal de Belén, en un pueblecito pequeño con muchas cosas. Un día que estaba en el portal de Belén a María se le cayó un dedo y le dijo a José: Cómprame un dedo o, si no, te lo quito a ti. Y apareció otro mago llamado Gaspar. Le traía un regalo a José y le dijo: Feliz Navidad. Entonces dijo José: Gracias Gaspar, eres el mejor Rey de Oriente. Y le dijo Gaspar: De nada José, lo hago con cariño a ti. Poco después vino otro mago de Oriente llamado Melchor que le trajo un regalo a María, un regalito precioso. Al final fueron felices y comieron perdices.

Laura M. Fratiloiu

Papa Noel y el trineo perdido

Había una vez un hombre mágico y su trineo que vivía en el Polo Norte donde hacía mucho frío. Un día que estaba volando, un niño tiró una piedra hacia el cielo y le dio a Papa Noel y se cayó con el trineo. Apareció un oso en el bosque y se asustó Papa Noel y el oso se lo quería comer. Entonces un cazador le pegó un balazo que mató al oso y Papa Noel se salvó y le dio las gracias. Poco después fue a su casa y le dieron un chocolate caliente. Al final encontró el trineo y se fue al Polo Norte.

Francisco Javier Gómez

Un turrón y un rey

Había una vez un rey que tenía un montón de turrones mágicos. El Rey vivía en Oriente, solo. Un día que estaba en Oriente se encontró con el niño Jesús, y apareció el rey Herodes, quien quería matar al niño Jesús. Entonces, el niño se montó en la mula y se fueron al desierto. Cuando se enteraron que el Rey Herodes se había muerto, volvieron a Belén. El Rey Mago le regaló turrón. Y colorín colorado este cuento se ha acabado.


José Luis Contreras Benjumea

Papa Noel y los renos

Había una vez una pareja de renos que vivía en una cuadra y eran mágicos y se hicieron amigos de un hombre llamado Noel. Un día que estaba comiendo se lo encontraron los renos: ¡Se que no parecen los renos! ¡Sí somos nosotros! ¿Y tú no pareces Noel? Sí soy yo. Y apareció un poco con barbas ¡Tú eres Papa Noel! ¡Si soy yo! ¡Venga vamos a bajar! ¡Sí vamos! Y bajaron y dice: Entonces ¿eres tú Papa Noel? Sí soy yo, dijo Papa Noel. Poco después, Papa Noel se compró un trineo y se fue con los renos al Polo Norte, su pueblo, y pasaron las Navidades. Al final, cuando se despertaron se fueron a regalarle regalos a los niños y a las niñas.

Manuel Herrera Molina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada